outlook hotmail


Nadie puede dudar de la gran importancia que ha adquirido el servicio de correo electrónico en nuestros días. Es tanto la repercusión que ha tenido en la población en general, que es muy raro encontrar a alguien que no disponga de una cuenta de correo electrónico, o al menos que haya tenido.

El correo electrónico se utiliza para una amplia variedad de fines, de los cuales destacan los fines laborales y negocios, debido a que se puede enviar y recibir archivos de un gran número de formatos, de forma práctica, efectiva, sencilla y rápida.

En otras palabras, tener una cuenta de correo electrónico es una necesidad, prácticamente, ya que se necesita una cuenta de éstas para transacciones bancarias, compras por internet, e incluso para registrarse en redes sociales. Como vemos, es mucho más necesario de lo que piensan muchos.

Sin embargo, aunque existe un gran número de servicios de correo electrónico, hay uno que se ha destacado del montón: Outlook. Aprendamos más acerca de la historia de este cliente de correo electrónico y las ventajas que ofrece poseer una cuenta de correo electrónico de Outlook.

 

www.outlook.com – Cuándo fue creado Outlook

Outlook se conocía antes como Hotmail; éste, por su parte, fue el servicio de correo electrónico más famoso del mundo en su época. De hecho, hasta mediados de 2012.

Hotmail era el sitio de correo electrónico con mayor cantidad de usuarios, con un aproximado de 324 millones de miembros activos.

Sin embargo, Microsoft decidió cambiar el nombre de Hotmail a Outlook, proceso que se extendió desde julio de 2012 a febrero de 2013. Además del nombre, también cambiaron muchas otras cosas, como el diseño de la interfaz, que se mejoró, de modo que ahora es más fácil de entender, más práctico y moderno, así como más elegante.

Las cuentas Hotmail Outlook fueron traspasadas a la página de Outlook sin necesitar de intervención alguna de parte de los usuarios; esta característica les ahorró trabajo y tiempo a los usuarios.

Al final del período de migración de cuentas, se transfirió una cantidad de 150 petabytes de datos provenientes de más de 300 millones de cuentas.

Todos los correos electrónicos mantuvieron el dominio que habían tenido hasta entonces. De hecho, lo único que cambió durante este proceso fue el nombre y la apariencia general del sitio.

Ya para el final de este proceso, Outlook alcanzó una gran cantidad de 400 millones de usuarios.

 

Lo que ofrece Outlook Hotmail

Outlook viene junto con una gran cantidad de beneficios. Veamos algunos de los beneficios que ofrece el correo Outlook a continuación.

  1. Primero que nada, Microsoft se valió de la incorporación de una sola cuenta para poder beneficiarse de todos los servicios de Microsoft. Por lo tanto, si creas una cuenta de Outlook, ésta misma cuenta te servirá para iniciar sesión en cualquier otro servicio de Microsoft, como: Xbox (aplicación de juegos; posee su propia línea de videoconsolas, con el mismo nombre), One Drive (servicio de almacenamiento gratuito de archivos de cualquier tipo en una nube privada), Skype (video llamadas y videoconferencias de alta resolución y alta velocidad), y aún más.
  2. También rediseñó la interfaz, que resultó ser muy parecida a la estética de Windows 8. Esta función permite ver un 30% más mensajes de los que permitía ver Hotmail.
  3. A diferencia de Hotmail, Outlook eliminó por completo los anuncios.

 

Otros detalles acerca de Outlook Hotmail

En el 2014, Outlook introdujo unas nuevas características a su sistema, para garantizar mayor seguridad y control sobre la gestión de correos. Outlook agregó lo que se conoce como “Reglas avanzadas”.

Estas reglas avanzadas se pueden aplicar en la limpieza del buzón de entrada y otras carpetas, de modo que el mismo usuario determine qué correos recibir y cuáles no.

Además, estas reglas avanzadas también permiten al usuario determinar qué hacer con cierto tipo de correos después de cierta cantidad de tiempo. Todo esto es personalizable, que es lo mejor.

Ese mismo año, Outlook Hotmail incluyó la integración de Skype con Outlook. Esto permitiría a los usuarios hacer videollamadas y llamadas, cómodamente, desde el buzón de entrada.

Junto con Skype Outlook también permitió la integración de Facebook, Twitter y Linkedin, así como la posibilidad de gestionar las cuentas de estas redes sociales desde Outlook correo.

La integración con Facebook también hace posible el chateo con contactos de Facebook desde el mismo sitio de Outlook.

Algo que resulta bastante interesante es que también es posible observar videos de YouTube desde la misma página de Outlook mediante vínculos en vivo; así, no es necesario tener que entrar a YouTube para ver el video.

También, se produjo un nuevo lanzador de aplicaciones que permite al usuario acceder a Calendarios One Drive, contactos, y los programas de Microsoft Office Online.

Esta última característica hace que sea posible visualizar archivos de Microsoft Office (Word, PowerPoint, Excel, etc.) desde Outlook, sin que tener un sistema operativo Windows sea una obligación.

Es más, desde la nube privada que ofrece Microsoft, mediante One Drive, se puede incluso usar Microsoft Office, desde la bandeja de entrada.

Otra función destacada de Outlook es que te da la opción de administrar diferentes cuentas de correo electrónico, sin importar de qué dominio sea.

Además, gracias a la integración de One Drive con Outlook, los usuarios pueden enviar correos electrónicos con un peso de hasta 10 GB. Esto es posible desde la misma aplicación One Drive, desde la herramienta de “Compartir”. Sin usar One Drive, el tamaño máximo de archivos es de hasta 300 MB.

 

Se ha buscado:

 

A pesar de que son muchas las ventajas y funciones interesantes que ofrece Outlook, aún hay más.

Por ejemplo, la vista activa. Esta función permite al usuario visualizar archivos, como imágenes o documentos de texto, desde Outlook, sin la necesidad de tener que descargar el archivo obligatoriamente para verlo desde el ordenador.

Esta característica hace que el uso de Outlook sea más fácil y seguro. También, te da la opción de respuesta automática; con esta función podrás enviar una respuesta predeterminada (por el mismo usuario) al recibir correos de destinatarios determinados (también por el mismo usuario), de forma totalmente automática.

La función de Hilos de Conversación facilita una vista de todos los mensajes entre el usuario y otro usuario en una misma conversación. Esto facilita la búsqueda de mensajes, pero queda a la elección del usuario; puede ser activada o desactivada cuando desee.

Outlook también ofrece la opción de eliminación personalizada de mensajes. Esto permite al usuario determinar qué correos borrar, dependiendo de características suministradas por el usuario, como el asunto del correo o de cierto remitente.

Outlook recordará esta configuración para una nueva eliminación grupal de mensajes en un futuro. Esta función también puede eliminar mensajes que tengan una cantidad determinada de tiempo en el buzón, dependiendo de tus preferencias.

Cómo crear una cuenta de Hotmail Outlook

Tomando en cuenta las grandes ventajas que te ofrece una cuenta de Outlook, lo más seguro es que te preguntes cómo crear tu propia cuenta Outlook. Pues, ahora te enseñaremos cómo crear una cuenta Outlook, en unos cuantos pasos fáciles.

  1. Lo primero que tienes que hacer es entrar a la página oficial de Outlook: https://login.live.com. Una vez en la página, podrás ver una interfaz sencilla, con una casilla que solicita tu nombre de usuario. Debajo de esa casilla, selecciona la opción de “¿No tiene una cuenta? Cree una”.
  2. Automáticamente, la página te redirigirá a un formulario. Rellenar las casillas con su respectiva respuesta es obligatorio para poder tener una cuenta Outlook.
  3. Primero, introduce tu nombre y tu apellido. Escribir tu segundo nombre y segundo apellido no es necesario, pero queda a tu preferencia.
  4. Ahora, idéate un nombre de usuario e introdúcelo en la casilla siguiente. Este nombre de usuario no debe ser el mismo que el de cualquier otro usuario de Outlook. En caso de que introduzcas un nombre de usuario que ya esté siendo utilizado por otra persona, la página te notificará de inmediato. Junto con la notificación, debe salir una sugerencia. No es obligatorio escoger esa sugerencia, pero sí te debe dar una buena idea para un nombre de usuario válido.
  5. Justo al lado de la casilla donde introdujiste el nombre de usuario, aparece un pequeño menú desplegable con tres opciones. Éste será tu dominio de tu dirección de correo electrónico. Escoger una u otra no cambia nada, es solo por preferencia. Pero, tomando en cuenta que quieres una cuenta Outlook, elige @outlook.com o @outlook.es. (La otra opción que aparece es @hotmail.com.)
  6. Luego, piensa en una contraseña y escríbela en la siguiente casilla. Intenta crear una contraseña complicada, ya que una contraseña difícil reduce las posibilidades de intrusión en tu cuenta. Para una contraseña difícil, te recomendamos mezclar letras mayúsculas y minúsculas con números y símbolos. Eso sí, procura no olvidar esa contraseña; es crucial recordarla, o al menos tenerla anotada en un lugar seguro al que solo tú tengas acceso, ya que lo necesitarás para iniciar sesión.
  7. Escribe la contraseña otra vez.
  8. Selecciona tu país de residencia.
  9. Ahora, escoge tu fecha de nacimiento.
  10. Elige tu sexo.
  11. Introduce tu número de teléfono. Este paso es elemental, ya que puede ser de muchísima utilidad en caso de olvidar tu contraseña o administración ilegítima de otra persona sobre tu cuenta. En estos casos, Outlook se vale de tu número de teléfono para confirmar tu identidad, y así poder restablecer tu contraseña.
  12. Seguidamente, introduce una dirección de correo electrónico secundaria. Ésta es la que se implementará si no tienes el número de teléfono disponible o cualquier otra eventualidad para procesos de recuperación de cuenta.

Como puedes notar, crear una cuenta de Outlook es sumamente fácil. Solo necesitas dedicar unos cuantos minutos y ya.

 

Cómo iniciar sesión en tu cuenta de Outlook

Una vez que hayas creado tu cuenta de Outlook, ahora necesitarás saber cómo iniciar sesión de nuevo.

  1. Entra a la página oficial de Outlook.
  2. De una vez, te debe aparecer la casilla solicitando tu nombre de usuario. Introduce tu nombre de usuario (dirección de correo electrónico) aquí.
  3. Presiona “Siguiente”. Ahora, introduce tu contraseña en la casilla que aparece.
  4. Para finalizar, haz clic en “Iniciar sesión”.
  5. Iniciar sesión en tu cuenta Outlook es sumamente sencillo, como puedes ver.

 

Cómo recuperar la contraseña de tu cuenta Outlook

Debido a sucesos imprevistos, puede suceder que pierdas el control de tu cuenta Outlook, o simplemente se te olvide la contraseña. Como sea, menos mal que Outlook tiene opciones de recuperación de cuenta, que pueden sacarte de aprietos. Veamos qué puedes hacer para recuperar tu cuenta/contraseña.

  1. Primero, introduce tu nombre de usuario. Luego, selecciona “Siguiente”. Debajo de la casilla donde se solicita tu contraseña, haz clic en la opción “He olvidado mi contraseña”.
  2. Ahora, selecciona la opción correspondiente a tu problema, de las tres opciones que aparecen en la ventana que aparece. Independientemente de qué opción elijas, Outlook se encargará de indicarte qué debes hacer para poder recuperar tu cuenta. En estas ocasiones, Outlook recurrirá a tu número telefónico o cuenta de correo electrónico alternativo para poder verificar tu identidad.
    Si sigues cada paso al pie de la letra, podrás recuperar tu cuenta de Outlook en unos pocos minutos.

 

Sé cuidadoso

Ten en cuenta que la manipulación ajena sobre tu cuenta puede ser bastante perjudicial, ya que tu información personal se expone a alguien que no le pertenece.

Además, personas habilidosas se pueden valer del acceso a tu cuenta de correo electrónico para tomar control sobre otras cuentas que tengan alguna integración con esa dirección de correo electrónico, como por ejemplo, tu perfil en cualquier red social. Por lo tanto, en vista de que no quieres dejar tu cuenta en las manos equivocadas, debes ser muy cuidadoso.

Para no exponerte a peligros como estos, procura no iniciar sesión en ordenadores públicos, a menos que sea estrictamente necesario.

Otra recomendación es crear una contraseña lo suficientemente complicada, para reducir las posibilidades de intrusión. Además, recuerda cerrar sesión cuando hayas terminado lo que ibas a hacer, en especial si iniciaste sesión desde un ordenador público o ajeno.